Make your own free website on Tripod.com

EL MODELO OSI

 

Hubo una época en que la conectividad estaba limitada a equipamientos y software propietarios. Esta siempre ha sido la primera época de casi todos los desarrollos. A veces por tratarse de tecnologías de avanzada, a veces por la demora de las instituciones de normalización, la apertura de la conectividad ha sido un objetivo que aún hoy no se ha al­canzado plenamente.

Porque menuda tarea es expresar normas de conectividad entre hardwa­re y software diferentes para establecer una interrelación lo suficiente abierta como para ser genérica entre entes que se comunican. Para ello es menester primero establecer una estructura o arquitectura que defina una jerarquía de las funcionalidades necesarias para establecer una adecuada conectividad.

La Organización Internacional de Normas o ISO, estableció hace como 15 años el Modelo de Referencia OSI, que hoy lleva la denomina­ción ISO 7498, aunque es más conocida como X.200. El modelo OSI o Interconexión de Sistemas Abiertos está desarrollado en base a una arquitectura de siete capas apiladas por lo que con el tiempo se comenzó a mencionarlo también corno la pila OSI.

La trascendencia del modelo OSI radica en que se define un sistema abierto, de modo tal que un sistema así puede comunicarse con otro que también se ajuste a la norma sin importar tecnologías y proveedores de cada uno. Todo esto equivale a poder definir procedimientos normalizados que rijan el establecimiento de comunicaciones, transferencia de información y desconexión entre sistemas de cómputo de todo tipo en base a hardware de computadoras de todo rango y terminales y periféricos, accionados por software o directamente por operadores humanos.

El modelo de capas resuelve la interacción horizontal entre capas de dos pilas OSI de dispositivos conectados por medio de servicios concatenados en sentido vertical en cada pila.

 

 

ARQUITECTURA DE CAPAS

 

El concepto conocido como de técnicas estructuradas para resolver la arquitectura de sistemas conduce al agrupamiento de funciones en forma modular de capas o niveles, donde cada una de estas capas tiene como máximo sólo otras dos capas adyacentes (una superior y otra inferior).

Una aproximación modular de este tipo se conoce como de acción atómica. Es similar a la que se plantea en ingeniería de software en cuanto a la partición y ubicación de recursos. El resultado es que de esta manera se puede cambiar un módulo sin afectar cualquier otro componente del sistema que dicho modulo esté controlando

Efectivamente, las capas idealmente están diseñadas para ser autoconsistentes de modo que la sustitución de una capa determinada por otra diferente pero del mismo nivel no afecte a la pila de capas como conjunto. De esta manera el diseño de cada capa puede encararse por separado, rnodularización que favorece las realizaciones y actualizaciones separadas.

Para ello se descompone la funcionalidad de conectividad en grande en subconjuntos. Estos subconjuntos pueden verse de la manera que sigue.

Lo que está más relacionado con la transmisión de datos entre los sistemas se ubica en la parte inferior de la pila. Esta ca­pa define los componentes físicos actuales tales corno los conectores y el cable y cómo se intercambian los datos entre los sistemas.

Las capas del medio regulan el transporte de los datos desde el método de acceso a la red, pasando por varias etapas que hacen al control del tráfico.

En estas capas se realizan una cantidad de funciones, tales como:

¨       Encapsulado. Agregado de encabezamientos y eventualmente una cola a los datos recibidos de una capa superior. Los encabezamientos generalmente están constituidos por información de control referida especialmente a comandos, aunque también pueden incluir direcciones y otros campos específicos. El caso de la cola es muy particular y se refiere a un sistema de chequeo de errores en la información que está pasando.

¨       Segmentación y reensamblado. Esto significa que la porción datos de la unidad de datos que recibe de la capa superior puede dividirse, para adaptarse a un tamaño limitado. Obviamente, al llegar la información a la capa semejante del nodo receptor, los datos recibidos deben reensamblarse para presentarlos a la capa superior siguiente en la forma original.

¨       Establecimiento y control de la conexión que puede incluir el asegurar una entrega ordenada, en especial cuando en el camino entre los sistemas que se comunican hay varias rutas posibles que pasan por nodos intermedios diferentes.

¨       Control de flujo. Se trata de asegurar que la velocidad de entrada de datos a una capa no sobrepase sus posibilidades particulares. En la práctica se trata de evitar el desborde (overflow) de los buffers correspondientes. Este es un tipo de funcionalidad que puede operar en más de una capa.

¨       Control de error. Es el mecanismo para detectar y corregir errores

¨     Multiplexado. Forma de compartir varias conexiones un mismo canal de alta velocidad, generalmente por división en el tiempo asignando en forma cíclica un determinado intervalo de tiempo a cada conexión de baja velocidad.

Finalmente, en la parte superior se ubica todo lo que hace a la interacción con las aplicaciones propiamente dichas incluyendo el manejo de periféricos como pantallas y ventanas dentro de ellas, con funciones que hacen a la presentación con cuestiones como cambio de formato, códigos de representación, incluso compresión y encriptado. Todo este análisis conduce a un modelo de capas conforme cierto agrupamiento específico de funciones que se ven en cierto detalle más adelante.

Las comunicaciones entre sistemas de una red que ocupan nodos diferentes se hace por medio de una comunicación física exclusivamente. Pero puesto que en cada sistema tenemos funcionalidades distintas que hemos comenzado a separar, las comunicaciones en cuestión deberán guardar ciertos protocolos, para que los entes similares de ambos sistemas produzcan una información que sea entendible para ambos a ese nivel particular.


Como la comunicación entre dichos entes no es directa sino indirecta por medio de la conexión física, la información circulará dentro de cada sistema de modo que el ente que esté conectado al medio de comunicación física provea el servicio adecuado de comunicación al ente que esté por arriba de él. De esta manera, ocurre que al haber establecido varios niveles, cada nivel proveerá servicios al nivel inmediato superior a través de las interfaces entre capa y capa (Figura 1).

                                               Figura 1. Protocolos e Interfaces.

 

El ambiente de interrelación entre protocolos e interfaces involucra componentes y procesos que se pueden visualizar en la Figura 2 y que a continuación comenzamos a desarrollar.


                                    Figura 2. Conceptualización de Componentes y Procesos.

 

El primer paso es agrupar las funcionalidades. Se define como entidad de una capa la implementación de funciones de esa capa que puede enviar o recibir información. Esto puede verse como en una oficina de correos donde la atención al publico (una capa de todo el proceso) incluye funcionalidades distintas: correspondencia normal, certificada, telegramas, etc. De manera análoga en nuestro modelo también puede haber varias entidades en la misma capa.

Pero además, cada una de esas entidades puede estar compuesta por servicios básicos. Para una correspondencia por ejemplo pesar el envío, leer el destino, determinar el importe, pegar la estampilla o sellar el valor correspondiente, etc. En  nuestro modelo cada uno de estos componentes se llama Elemento de Servicio. Podemos decir entonces que en una entidad puede haber uno o más Elementos de Servicios.

Como una entidad está asociada a una capa determinada, toma el número de ella; por lo tanto una entidad N está ubicada en la capa N, donde N es el numero de capa.

A nivel de capas, puesto que una capa determinada provee servicios a la capa inmediata superior, se puede decir que la capa N provee servicios a la capa N+1 y también que la capa N+1 requiere servicios de la capa N.

Analizando desde el punto de vista de la conectividad cada capa se define en dos partes:

1)       El protocolo entre entidades semejantes de diferentes sistemas abiertos que intercambian mensajes para un objetivo común.

2)       Los servicios provistos por las entidades de una capa a la capa adyacente de nivel superior en el mismo sistema.

Analicemos primero el protocolo. Ya dijimos que las comunicaciones entre capas y entidades semejantes no es directa sino por medio de una conexión física ubicada en el nivel más bajo de cada sistema. El protocolo entre semejantes es un lenguaje formal con formato, sintaxis y semántica de mensaje definidos, que permite intercambiar instrucciones y datos. Un protocolo de este tipo se efectiviza por medio de la construcción de una Unidad de Datos de Protocolo o PDU, que es el bloque de información que circulará a través de ambos sistemas pasando por el medio físico para interconectar efectivamente dos capas semejantes.

Cada capa entrega a su adyacente inferior su PDU. Un PDU contiene información de control bajo la forma de comandos del protocolo de la capa correspondiente y puede incluir también datos recibidos de la capa adyacente superior. Cada una de estas partes constituye un campo del PDU. Por su ubicación se dice que la información de control constituye el encabezado de los datos propia­mente dichos.

Los elementos claves de un protocolo son los siguientes:

1)         Sintaxis, es decir el formato del PDU, es decir de datos y encabezados.

2)         Semántica, es decir el significado de los comandos del campo de control del PDU.

3)         Secuenciamiento adecuado de las acciones que se toman respecto de los comandos referidos.

Las funciones y servicios concomitantes de una capa determinada constituyen un protocolo. Por eso, cada capa puede individualizarse por su protocolo. El conjunto de capas se llama entonces pila de protocolos o protocol stack.

Pasemos ahora a los servicios que prestan las capas del modelo. Ya dijimos que cada capa presta servicios a la capa contigua superior. Podemos decir entonces que una entidad de una capa puede solicitar un servicio de otra entidad de la capa adyacente inferior. Para ello usa primitivas de servicio. Una primitiva de servicio es la información que pasa entre el usuario de un servicio y el proveedor de dicho servicio en la capa adyacente inferior. Hay primitivas de requisición, indicación, respuesta y confirmación.

A diferencia del tratamiento que da a los protocolos, el modelo OSI si bien define en forma totalmente explícita la semántica de las primitivas de servicio, no hace lo mismo con la sintaxis correspondiente, es decir el formato. Esto se ha hecho para que un pro­ducto determinado puede resolver de mejor manera la comunicación en los casos en que : el mismo proveedor proporciona la funcionalidad de más de una capa.

Las comunicaciones entre capas adyacentes se realizan por medio de interfaces. Una interfaz se localiza por medio de uno o más Puntos de Acceso al Servicio (SAP) que permiten la transferencia de información entre entidades de capas adyacentes. Algunos lectores conocedores de los protocolos TCP/IP pueden identificar fácilmente los SAPs como los puertos del TCP o UDP. En operación en una interfaz puede haber varios SAPs activos simultáneamente.

Se considera que las capas ofrecen SAPs en su frontera superior. Esto significa que un SAP de capa (N) está entre dicha capa y la capa superior (N+1 ).

Cada interfaz puede tener uno o más Puntos de Acceso al Servicio (SAP).

Como en una entidad puede haber diferentes Elementos de Servicio, puede ocurrir que una entidad (o un Elemento de Servicio en particular) se conecte con diferentes Elementos de Servicios de una entidad de otra capa. Esto significa que se establecen conexiones lógicas diferentes, según el elemento de servicioque se conecta. También significa que esas conexiones atraviesan juntas el SAP que une ambas capas. Se define como Punto Terminal de Conexión (CEP), al punto del SAP por las que pasa una determinada conexión lógica. Obviamente, de acuerdo a lo dicho antes, un SAP puede contener más de un CEP.

Este concepto se vuelve importante en ciertas funciones. Una entidad de una capa puede conectarse con más de una entidad de la capa adyacente superior para proveer el multiplexado de múltiples conexiones lógicas. En este caso, efectivamente dos o más CEPs de una misma capa se conectan un mismo CEP de la capa adyacente interior.

El proceso inverso puede verse como splitting, división o simplemente demultiplexado. Ahora tendríamos un CEP de una capa que se conecta con dos o más CEPs de la capa adyacente inferior.

 

 

COMUNICACION ENTRE SISTEMAS ABIERTOS

 

Dijimos que las entidades de capas homólogas de nodos diferentes pueden intercambiar mensajes conforme el protocolo correspondiente de dichas capas.

Pero la "conexión" entre capas semejantes es sólo virtual o lógica. En la práctica la comunicación se realiza bajando información por las capas del nodo transmisor, alcanzar al receptor vía el medio de comunicación, y subir por las capas del receptor hasta alcanzar capa semejante.

Para ello, el camino se resuelve verticalmente en cada sistema. Entonces, dos entidades de capas adyacentes interaccionan a través de uno o más SAPs por medio de los PDUs.

Si analizamos un sistema que envía información a otro (Figura 3), partimos del mensaje que una aplicación envía como el PDU o mensaje original. Se puede decir que en cada capa se encapsula el PDU recibido de la capa superior agregando un encabezado y en el caso de la capa 2, como se verá más adelante, también una cola. Debe tenerse presente que estos encabezados y cola sólo tienen sentido para la capa homóloga o semejante del otro sistema.

Al llegar a la capa física, el mensaje compuesto encapsulado por las diferentes capas se transmite a destino. Aquí la información recibida empieza a subir por la pila. Ahora cada capa lee, interpreta y actúa conforme la información de control, luego de lo cual elimina el encabezamiento correspondiente (y la cola en el caso de la capa 2). El mensaje compuesto se va entonces desencapsulando al ir subiendo por las capas para llegar a la interfaz superior de la capa de aplicación con sólo el mensaje original, es decir los puros

 

 


                                                           Figura 3. Proceso de Comunicación.

 

datos introducidos por la aplicación o el usuario en el nodo transmisor.

Como ya dijimos, una entidad N requiere la transferencia de mensajes de protocolo a una entidad N semejante, generando una primitiva de servicio a la capa (N-1) por medio del SAP (N-1) con el mensaje como argumento de la primitiva. La primitiva puede incluir datos e información de control como por el ejemplo el destino final, es decir, la entidad N de otro nodo, y las acciones a realizar al respecto. Pero una primitiva puede no contener datos sino simplemente información de control que hacen al proceso completo de transferencia.

La información de control que cada capa introduce con destino a la capa semejante del otro sistema se llama Información de Control de Protocolo o PCI.

Para la capa que recibe el PDU de la capa superior son simplemente datos. La capa que recibe un PDU le adiciona un PCI referido a su propio protocolo, formando su propio PDU, es decir el correspondiente a esta capa. Podemos decir entonces que a partir de un PDU (N), la capa N-1 le agrega su PCI (N-1 ) para constituir el nuevo PDU (N-1). Al conjunto que ahora baja a la capa inferior también se le adicionará un nuevo PCI correspondiente a esta última capa, para constituir otro PDU referido a la última capa (Figura 4).


     Figura 4. Formación de PDUs.

 

Cuando el conjunto llega a destino, la capa inferior leerá y quitará el PCI del protocolo correspondiente; la información restante será pasada a la capa inmediatamente superior constituyendo para ella un nuevo PDU. En esta se repite el proceso. La capa lee y quita el PCI correspondiente a su protocolo, de forma tal que el resultado al subir a la capa superior constituye el PDU de dicha capa.

 

 

 

CAPAS DEL MODELO

 

Capa 1, Capa Física

 

En sentido saliente esta capa recibe cuadros o paquetes de la capa 2, los convierte en señales eléctricas u ópticas equivalentes a los bits que componen aquellos, y los coloca en el medio de transmisión. El proceso se invierte en recepción.

Generalmente se reconocen tres aspectos principales:

¨       Mecánico. Se refiere básicamente al tipo de conector a usar, como RJ-11, RJ-45, BNC, DB-9, DB-25, etc.

¨       Eléctrico. Niveles de tensión de transmisión y recepción (la señal de recepción tiene un nivel mucho menor), impedancia de la línea, interferencias, duración de los bits, forma de onda en recepción de los pulsos, etc.

¨       Procedimientos. Cómo se establece una comunicación y se intercambian datos. Es de particular importancia en las comunicaciones punto a punto.

Entre las especificaciones más comunes a este nivel podemos mencionar: RS-232; V.24/V.28; V.35; FireWire o IEEE 1394; X.21 y X.21 bis del X.25; I.430/1 del BRI y PRI respectivamente del ISDN; las partes correspondiente de la IEEE 802.3 (Ethernet), IEEE 802.5 (Token Ring), HIPPI, Canal de Fibra, y SONET del ANSI; G.707 del SDH (equivalente europeo al Sonet), etc.

 

Capa 2, Capa de Enlace de Datos

 

La capa física no chequea los datos que recibe. La capa 2 es la que proporciona los medios para asegurar confiabilidad a la ristra de bits que recibe de la capa física.

Básicamente esta capa efectúa el control del flujo de la información que circula entre dos puntos que se comunican directamente. Esto le permite realizar la detección y corrección de errores, así como adicionalmente evitar el desborde de los buffers de recepción. En el primer caso generalmente se recurre a métodos mucho más elaborados, más exactos y más eficientes que la simple paridad, apelando al uso de algoritmos (implementados por hardware o software) de redundancia cíclica como el conocido CRC

La corrección de errores en esta capa se basa básicamente en el sistema de control de flujo conocido como de Requisición Automática de Repetición, ARQ. Es el resultado de una detección negativa como paso previo. Este sistema puede ser tan simple como "parar y esperar" en que cada cuadro o paquete sólo se transmite luego de recibir el reconocimiento OK del cuadro o paquete anterior. Los sistemas más elaborados recurren al mecanismo de Ventana Deslizante, con el cual el reconocimiento incluye varios paquetes. De esta manera si se llega a producir algún error, el receptor pide el reenvío de los paquetes a partir del dañado.

Para evitar las retransmisiones (que pueden ser inaceptables en términos de tiempo especialmente en el caso de comunicaciones satelitales) se recurre al FEC o Corrección de Errores por Adelantado. Este mecanismo agrega una redundancia importante pero permite corregir errores sin recurrir a retransmisiones. Se basa generalmente en códigos convolucionales que producen en el tiempo un entramado (trellis) de estados posibles. Al trabajar con la historia de los estados anteriores, un sistema de este tipo que- de decodificarse con el algoritmo de Viterbi y la operación con la menor distancia de Hamming entre palabras de código permite al receptor hacer la mejor elección (o sea la más probable) de salida frente a un posible error.

La corrección de errores en esta capa no exime necesariamente de una tarea similar a las capas superiores. Efectivamente, si entre transmisor y receptor no hay una conexión directa, los nodos intermedios trabajan como verdaderos relevadores o repetidores de las señales y sólo implementan las capas inferiores de comunicaciones Entonces, especialmente, en el caso de redes WANs públicas, pueden llegar a producirse errores entre los extremos que efectivamente se comunican, errores que no pueden detectar los enlaces intermedios. Entonces, alguna capa superior del transmisor tendrá que mantener un control de errores con la capa par del receptor.

El IEEE dividió esta capa para las . LANs en dos subcapas: el conocido MAC o Control de Acceso al Medio, y el LLC o Control Lógico del Enlace. El LLC provee servicios a la capa superior (3 de Red), mientras que el MAC hace interfaz con la capa física regulando el acceso de los usuarios a un medio físico compartido como el de las LANs.

En esta capa encontramos protocolos como: LAP-B del X.25 y canal B del ISDN; LAP-D (I.441 o Q.921) del canal D del ISDN; ISO 4335 del HLDC; ANSI X3T9.5 delFDDI; ANSI X3T9.3 del Canal de Fibra; I.122 del Frame Relay; y las partes ya mencionadas (MAC y LLC) del Ethernet y Token Ring, así como la correspondiente al HIPPI. También aquí podríamos mencionar protocolos propietarios como el ODI (Interfaz Abierta de Enlace de Datos) y NDIS (Norma de Interfaz de Driver de Red), aunque las funcionalidades no corresponden exactamente a la capa 2 del modelo OSI.

 

 

Capa 3, Capa de Red

 

Su funcionalidad básica radica en el enrutado y conmutación de paquetes.

La presencia de esta capa en los casos prácticos es bastante variable. Cuando dos nodos se comunican directamente, prácticamente no es necesaria, puesto que el trabajo de control que efectúa la capa 2 es suficiente para el trafico punto a punto.

Adquiere mayor importancia cuando el camino entre los nodos comunicados atraviesa nodos intermedios, como es típico en las WANs especialmente si dicha vía puede variar en el tiempo.

Funciones de control de flujo pareciera a primera vista que repiten funciones de la capa 2. Pero en realidad no es así. Ocurre que la capa 2 actúa igual con todos los paquetes independientemente de donde vienen y donde van.

En cambio, los nodos intermedios de una WAN pasan paquetes de distinto origen y distinto destino. En estos casos un nodo intermedio en un momento da servicio a un paquete que viene de A y va hacia B, y en otro momento a otro paquete que viene de M y va hacia N, etc. Con esta base operan redes WANs como X.25, Frame Relay, ATM, HIPPl, etc.

El proceso referido implica características de una efectiva o más bien real conmutación de paquetes. También da lugar al concepto de circuito virtual, es decir un circuito que parece ser punto a punto entre los nodos terminales o extremos que se comunican. Complementariamente se dice que hay una conexión lógica entre extremos.

A su vez, las conexiones de los nodos intermedios a este nivel constituye lo que se llama enlace lógico entre cada par de nodos que se conectan (lo que en X.25 lamentablemente se llama circuito virtual y que por supuesto no debe confundirse con el concepto definido antes).

Entonces, cuando en un nodo hay conmutación de paquetes se vuelve necesario "personalizar" los controles. Ahora cada par que se comunica es un conjunto individualizable que necesita ser identificado (por ejemplo con un número de canal lógico, usando la terminología del X.25), tener su propia ventana y poder manejar el secuenciamiento de sus propios mensajes (que llegan intercalados con los mensajes de otros pares de nodos terminales que se comunican).

Pasemos ahora a una red local. Una LAN también es una red porque al menos en principio todos se pueden comunicar con todos. Pero, por ejemplo, en una LAN tipo Ethernet si queremos hablar de conmutación en realidad debemos decir que es una especie de conmutación pasiva o mejor dicho un proceso de difusión masiva/selectiva. Todos los nodos reciben los paquetes, pero sólo uno o algunos son los destinatarios que en realidad leerán el paquete. Debido a este motivo, la capa 3 en las LANs no adquiere nunca la plena funcionalidad que le otorga el modelo OSI. El propio protocolo IP del par TCP/IP, toma sólo la parte superior de la capa 3 del modelo OSI como protocolo de convergencia independiente de la subred de comunicaciones. Esto puede compararse con el ISO 8208 del X.25, por ejemplo, que como protocolo de acceso a la subred toma sólo la parte inferior de la capa 3, análogamente al I.451 (o Q.931 ) del ISDN.

Lo que hemos comentado referido a las LANs involucra a servidores y estaciones de trabajo. Diferente es la cuestión con un enrutador. Aquí, de nuevo, esta capa adquiere relevancia puesto que dicho dispositivo debe cumplimentar funciones de conmutación entre LANs o segmentos de LANs. Incluso puede llegar a haber varios caminos entre las estaciones terminales, con lo que la funcionalidad termina siendo tan elaborada o más que los nodos intermedios de una WAN de paquetes conmutados.

Entre los protocolos de esta capa mencionaremos al ISO 8208 del X.25 que es un protocolo orientado a la conexión), el ISO 8473 CLNP (Protocolo de Red Sin Conexión) no orientado a la conexión, en este sentido similar al IP, el I.451 (o Q.931 ) del canal D del ISDN. Como protocolo propietario, el IPX de Novell.

 

Capa 4, Capa de Transporte

 

Vimos que el enlace lógico entre nodos intermedios (así como entre el origen o destino con el primer nodo intermedio en el camino) propio de la capa 3 de Red, maneja las comunicaciones en cada segmento componente de un circuito virtual.

Ahora necesitamos complementar dicho servicio con la "visión en grande" que justamente involucra dicho circuito virtual entre los nodos extremos que se comunican. Precisamente, la conexión lógica entre extre­mos referida antes, entonces es la responsable de la recuperación de errores entre extremos, y que superficialmente podría pasar por redundante como también parecía la superposición de control en las capas 2 y 3.

La capa de Transporte, entonces debe asegurar una transferencia confiable entre extremos que se comunican, proveyendo por la recuperación de errores y un adecuado control de flujo. Tendrá que asegurar el ordenamiento de paquetes, pedir la retransmisión de los faltantes, etc. Adicionalmente, debe poder segmentar la información que recibe de capas superiores (y a su vez reensamblarlas al pasarlas hacia dichas capas) para un manejo adecuado por parte de la capa de Red. Esto último puede involucrar también el mecanismo de multiplexado comentado antes. Además, la comunicación también debe ser transparente independientemente de los protocolos empleados en los nodos intermedios de la red.

Pero las funciones de administración pue­den acotarse y/o extenderse para ofrecer una determinada Calidad de Servicio, QoS, expresada en forma de clases y referida al nivel de detección y recuperación de errores, así como al multiplexado. Esta medida, por otra parte, está relacionada también con el comportamiento de la capa 3. Cuando ésta es confiable especialmente al usar protocolos orientados a la conexión (como es el caso del X.25), la funcionalidad necesaria en la capa de Transporte se reduce considerablemente. A la inversa, cuando la capa 3 opera en forma no orientada a la conexión y/o la red propiamente dicha no es muy confiable, la capa de Transporte debe construirse con mucha ma­yor solidez.

Se han definido cinco Clases, de 0 a 4.

¨       Clase 0: no produce prácticamente recuperación de errores; si un paquete llega dañado simplemente lo elimina. Puede ser aceptable para texto.

¨       Clase 1: incluye recuperación de errores por medio de retransmisiones y se adapta pa­ra el uso del X.25.

¨       Clase 2: está prevista para una red ya con­fiable por si misma, con lo cual no se incluye recuperación de errores aunque sí control ex­plícito del flujo, y adiciona el multiplexado.

¨       Clase 3: combina las clases 1 y 2.

¨       Clase 4: Tiene todas las características de la Clase 3 y adicionalmente provee detección y recuperación extendidas de errores. Esto úl­timo por ejemplo significa reconocimiento de paquetes perdidos, duplicados, desordenados y corrompidos.

En muchos casos, las clases se establecen teniendo en cuenta el overhead que implica cada una de ellas. Sin embargo esto influye específicamente durante el establecimiento de la conexión y la recuperación de errores, pero no durante la propia transferencia de datos, en que los procesos son iguales en todos los casos.

Entre los protocolos de esta capa mencionaremos a los ISO 8073 o TP4 orientado a la conexión; ISO 8602 sin conexión; X.224 para circuitos conmutados, el conocido TCP orientado a la conexión; la versión UDP (Protocolo de Datagramas de Usuario) sin conexión; y entre los propietarios, el SPX (Intercambio de Paquetes Secuenciados) de Novell.

 

Capa 5, Capa de Sesión

 

Las cuestiones de conectividad de hardware y software de comunicaciones quedan completados en la capa de Transporte. A partir de la capa de Sesión las relaciones principales son con las propias aplicaciones. De hecho en muchos casos los protocolos de esta capa se integran con los de las capas superiores de Presentación y Aplicación.

Esta capa básicamente administra el establecimiento, mantenimiento y terminación entre dos entidades de Presentación (capa f 6) que establecen una conexión o sesión. Se trata entonces de controlar el diálogo que mantienen dichas entidades:

Una de las funciones, por ejemplo, se refiere a si el diálogo de los usuarios es FDX o sea simultáneamente de dos vías, o HDX es decir de dos vías pero en forma alternada, o bien Simplex es decir en un único sentido.

Otra función es la sincronización de las sesiones establecidas por medio de puntos de referencia insertados en las requisiciones correspondientes, lo que permiten el resincronismo, es decir el reseteado de una sesión a un estado preestablecido, asegurando la fluidez de la comunicación aunque momentáneamente pueda llegar a interrumpirse.

ISO 8327 y X.225 son protocolos típicos de esta capa. También se pueden agregar el NetBIOS básico como los emuladores correspondientes usados por ejemplo en redes NetWare. El NetBIOS "completo" incluye el NetBEUI, un protocolo múltiple que incluye funciones de capas inferiores a nivel de transporte, red y aún de LLC, lo que le permite dialogar con el NDIS ya mencionado.

 

Capa 6, Capa de Presentación

 

En esta capa se efectúa la conversión de datos entre códigos diferentes, el formateo o transformación de sintaxis de dichos datos por ejemplo para su presentación en pantalla o ventanas de ella, incluyendo el manejo de caracteres, la compresión y descompresión de datos, y el encriptado y desencriptado de la información.

En muchos casos los protocolos de esta capa son parte del sistema operativo y hasta de las propias aplicaciones.

Algunos protocolos independientes son el ISO 8823 v el X.226.

 

Capa 7, Capa de Aplicación

 

Esta capa provee el acceso al ambiente de una red de las aplicaciones propiamente dichas. Las funcionalidades principales radican en cuestiones administrativas referidas a la red. así como servicio de directorios, procesamiento de transacciones, manejo de correo electrónico, terminales virtuales y transferencia de archivos.

Algunos de los protocolos de esta capa son ISO 9040 de Terminal Virtual; ISO 8571 0 FTAM (Acceso y Administración de Transferencia de Archivos), X.400 o ISO 10021 de correo electrónico; X.500 o ISO 9594 de Servicios de Directorio; ISO 10026 de Procesamiento de Transacciones; ISO 9041 de Terminal Virtual. Entre los propietarios el NCP (Protocolo del Núcleo NetWare) que en realidad se extiende a la capa de Presentación e incluso a la de Sesión cuando no se trabaja con emulación NetBIOS. Algo similar en cuanto a extensiones hacia capas inferiores puede decirse de los llamados servicios TCP como Telnet, FTP o Protocolo de Transferencia de Archivos, y SMTP o Protocolo Simple de Transferencia de Correo, así como del NFS o Sistema de Archivo de Red y del propio SNMP o Protocolo Simple de Administración de Red.

 

                                                                    ATRAS